El loro, si no le sorprende alguna enfermedad o los depredadores, es un animal de vida larga. No es fácil señalar un número de años exacto, porque dentro del mundo de los loros hay muchas especies con diversos tamaños, colores y también distinta esperanza de vida.

El loro que más vive es el guacamayo, que puede llegar a los 100 años, aunque su vida media es de 80. Otro de los loros más populares es la cacatúa, cuya longevidad varía entre los 60 y los 70 años.

Existen algunas excepciones como el periquito, uno de los más pequeños de la especie, cuya esperanza de vida ronda los 15 años. Sin embargo, en general, podemos decir que el loro es un animal con mucha vida por delante.